NOTICIAS

Últimas noticias No a la Violencia
Puedes suscribirte a nuestro RSS, seguirnos en Facebook o consultar nuestro canal en Youtube
DSC_0027

Un valiente entre 10.000 cobardes

Guapetón, así se llamaba el toro que el día de San Juan fue torturado y asesinado en Coria. Un nombre caricaturesco, casi irrisorio e insultante para quién va a ser víctima de la crueldad  y la atrocidad.

Eran las 20.00 horas cuando Guapetón fue soltado en la plaza de Coria para ser “pasto” de una muchedumbre sedienta de esperpéntica “diversión”. Una “diversión” que incluía su muerte. Tras haber permanecido durante horas en un recinto minúsculo, soportando enormes temperaturas, Guapetón salió de su cautiverio a una falsa libertad, espoleado por el dolor de una herida punzante que se le infligió en el lomo y de la que brotaba abundante sangre. Su angustia y su miedo le empujaban a buscar con desesperación una salida, un sitio tranquilo, donde resguardarse de todo aquel tumulto, de toda aquella gente que incomprensiblemente lo provocaba, lo perseguía, lo acosaba … Pero para él no habría descanso ni compasión durante las dos últimas horas de su vida.

Allí estaba, en medio de  una plaza improvisada, rodeado de gradas desmontables, desde las que , 3 o 4000 personas le observaban impertérritas , ajenas a su sufrimiento. Total, los toros nacieron para eso, para sufrir, para ser atravesados por banderillas, para ser traspasados por lanzas, para ser “ensogados”, para prenderles fuego en artilugios mecánicos que se atan a sus cuernos, para ser perseguidos hasta la extenuación, para ser arrojados al mar … para ser “fusilados”.

Durante 20 minutos la gente lo provocó sin tregua, corrían hacia él, lo toreaban con capotes, lo tocaban y humillaban … Su instinto le decía que querían hacerle daño y él se defendía de la única forma que sabía, con su bravura. De pronto se arrojó contra los barrotes de hierro, tras los que varias personas se refugiaban, y su cuerno traspaso el estómago de uno de aquellos que hacía tan solo unos minutos lo había “recortado” en la plaza y en un segundo embiste le perforó el pecho. Antes de que aquel hombre de 43 años llegase al suelo, todos los que estaban allí sabían ya que las cornadas eran mortales. Pero eso no importaba, la “fiesta” debía continuar y así ocurrió. Los políticos y regidores de Coria estuvieron a la altura moral y ética que se les supone a quiénes permiten este horror. Una vida no vale nada. Como mucho un minuto de silencio, al día siguiente.

Tras media hora, a Guapetón se le abrieron las puertas de la plaza para que corriese libremente por las calles de la parte vieja de Coria. La diversión consistía en que muchos lo perseguían y provocaban, mientras otros paseaban por el pueblo (con niños) sin saber muy bien por donde podía aparecer el toro. Después de una hora acabó en la Plaza de la Catedral. Allí llegó ya sin fuerzas, totalmente extenuado. Y durante 30 minutos más la gente continuó aconsándolo y hostigándolo.

Fue entonces cuando oí a mis espaldas : “¡Mátalo, mátalo!”. Me giré y vi avanzar hacia la plaza un hombre con una escopeta rodeado de agentes del orden, aquellos que deben cuidar que la ley se cumpla. Una ley que ampara la tortura y el asesinato de un pobre animal exhausto. Cansado y agotado ya de luchar por su vida. Una ley que avergüenza y deshonra a un país que “legaliza” con sus leyes la injusticia.

Y mientras avanzaban hasta la Plaza de la catedral, miré de nuevo al toro y su mirada me conmovió. Hasta entonces había intentado no pensar en ello. Ver a Guapetón cómo algo ajeno. Pero ya no pude hacerlo por más tiempo. Y lo miré con una mezcla de respeto, admiración y compasión. Y fue entonces cuando lo vi. Allí estaba temeroso pero orgulloso, extenuado pero erguido, … rodeado por decenas de cobardes que huían al primer amago de embiste que hacía con las pocas fuerzas que aún le quedaban. Y tras las gradas miles de personas haciendo de su asesinato una diversión. “Un valiente entre diez mil cobardes”. DEP. (ver vídeo)

 

 

NOTA.

Guapetón fue “fusilado” en la Plaza de la Catedral de Coria a las 21.55, tras casi dos horas de sufrimiento. En realidad era uno más de esos 13 animales que fueron tratados exactamente igual la semana grande de los San Juanes de Coria. 1 vaca, 11 toros y 1 novillo. Hubo también una víctima humana. Todo por una “fiesta”  injusta y despiadada. Impropia de un pueblo y un país que se considera así mismo civilizado.

No queremos dejar de mencionar a todas aquellas personas de Coria que también luchan porque su pueblo se vea libre de esta sanguinaria “tradición”. Algunos y algunas de ell@s estuvieron a nuestro lado. Desde Vox Ánima muchas gracias a todos aquell@s corian@s que dignifican con su actitud y valentía al pueblo de Coria, poniéndose del lado de los más débiles.

 

 

 

10418536_929120237151583_8102264382115427832_n

Castellón: la provincia con más asesinatos de bóvidos de España

Castellón. 3.000 toros/becerros/vaquillas, son asesinados cada año.
Castellón. Cientos de miles de euros de dinero público son usados para financiar espectáculos taurinos como corridas, toros a la mar, toros embolados, encierros,…
Castellón. Un lugar, hasta hace poco, donde la tauromaquia no lidiaba contra un movimiento abolicionista.
Castellón… 14 de Junio… cerca de 1.000 manifestantes, 20 asociaciones, plataformas y movimientos respaldando la protesta, muchas de ellas presentes.
VoxÁnima, Amnistía Animal, Pacma, Gladiadores por la paz, Okupa Tordesillas, Vegan Hope, Actyma, La Tortura no es Cultura, Asociación Vegana del Valles Oriental,… y más, secundaron a particulares, llegados de toda España, gracias a la convocatoria de activistas de Castellón.
Una marcha por la dignidad de los animales. Una manifestación por el fin de la represión en las plazas de toros. Una caminata por llegar al camino de la abolición.
Para VoxÁnima ha sido un orgullo ser partícipes de algo tan grande como ha sido la primera manifestación en la provincia más hostil. Estar rodeados de tanta gente que grita lo mismo que tú, que astilla su garganta para romper las cadenas con las que pretenden amarrar el barco, que se hunde, de la tauromaquia.
Por el fin de la explotación animal. ¡¡¡Firmes hasta la abolición!!!

 

Manifestación antitaurina en vimeo Castellón 2015

Manifestación antiaurina Castellón en yutube Castellón 2015

Major Arkana Homenaje al toro en Castellón

algemesi-2014-a

BECERRADAS DE ALGEMESÍ 2014

Por primera vez en su historia las becerradas de Algemesí han sido portada en todos los medios nacionales. Este año los enfrentamientos entre activistas y personas favorables a la Becerradas, han sorprendido por su intensidad. Las manifestaciones se han extendido a lo largo de 3 días y se han saldado con varios heridos y tres detenciones. Estos últimos acusados de desórdenes públicos, resistencia y desobediencia grave.  Como suele suceder los detenidos eran todos activistas a pesar de que fueron éstos los agredidos. Incluso durante varios minutos se “mascó” la tragedia cuando varios vecinos de Algemesí intentaron tirar desde una altura considerable a un activista que había desplegado una pancarta y que se agarraba con fuerza a una columna de madera, mientras recibía numerosos puñetazos.Mientras tanto absolutamente nadie hacía nada para impedirlo.

Estas fuertes protestas y la cobertura de los Medios pusieron sobre el tapete una fiesta que hasta ahora era desconocida por una inmensa mayoría de los españoles y que a partir de este momento ha entrado a formar parte de las más crueles, junto con el Toro Jubilo de Medinaceli o el Torneo del Toro de la Vega de Tordesillas. De hecho algunos representantes de los Verdes Esquerra Ecologista, formación integrada en Compromís, no dudaban en afirmar en un comunicado que la “brutalidad” del Toro de la Vega “se quedaba pequeña” en comparación, porque en esta celebración valenciana “no hay ni buey, lo que se tortura y mata son crías de vaca que salen a la plaza a jugar y que acaban cosidas a puñaladas”. Sin embargo hay una diferencia muy importante entre Tordesillas y Algemesí, mientras la primera localidad es partidaria en su mayoría de la continuación del Torneo del Toro de la Vega y mantienen en silencio a aquellos que no lo son, que temen manifestar su opinión. En Algemesí la mayoría del pueblo está contra esta barbarie que únicamente se mantiene por el interés de un pequeño grupo de taurinos y por la intención del Ayuntamiento en seguir celebrándolas.

El 22 de septiembre, durante las becerradas nocturnas, fueron grabadas unas imágenes de incógnito ante la imposibilidad de acceder cámaras de televisión por la prohibición del Ayuntamiento. Estas imágenes fueron emitidas por Antena 3 y La Sexta lo cual sentó muy mal en el equipo de gobierno del Ayuntamiento, que decidió emprender acciones legales contra el grupo AtresMedia (que incluye a La Sexta y Antena 3) por mostrar imágenes, que según ellos no se corresponden a la fiesta taurina de Algemesí … En fin.

 

toro-jubilo-2014-b-foto-de-Gonzalo-Arroyo-Moreno

TORO JÚBILO 2014

El 29 de septiembre de 1559 el rey Felipe II fue testigo directo del Toro Jubilo, así quedó reflejado en el Archivo de los Duques de Medinaceli. Esta es la primera cita de la que se tiene constancia escrita, aunque hay quien retrotrae esta fiesta mucho más atrás a época celtibérica. Al parecer estaba relacionado con ritos de purificación, iniciáticos y de magia. Ahora los mozos ya no se mezclan con la sangre del toro para purificar sus cuerpos, ni utilizan ritos mágicos para convocar espíritus benéficos o provocar cambios en el tiempo. Sí, ahora ya no hay magia, ni purificación, pero se causa la misma tortura y sufrimiento al animal que se causaba entonces.

Evidentemente esto es incompatible con cualquier país mínimamente desarrollado cultural y éticamente, pero no sucede así con el nuestro, donde la tortura animal se ha institucionalizado y se ha legislado para que esta tortura y sufrimiento se pueda seguir infligiendo con total impunidad.

Este año, la noche del 15 al 16 de noviembre de 2014, le tocó el turno a Islero. Sufrió y murió como todos aquellos que le precedieron. Las quemaduras que el fuego le provoca en su cuerpo y sus ojos, son la mayoría de las veces irreversibles, y estad seguros que no van a llamar al veterinario para que sus heridas sean tratadas. Islero después de sufrir el dolor y el pánico intentando huir del fuego, acabaría siendo ajusticiado fuera ya de la mirada del público. Aunque el ayuntamiento y los responsables, conscientes de la fuerte oposición y rechazo que genera esta “tradición” no lo reconozcan.

De hecho Actyma ha interpuesto una denuncia por presunta infracción al considerar que el toro había sido sometido a la amputación de las cuerdas vocales antes del festejo “puesto que al animal nunca se le oyó bramar, ni cuando fue embolado, ni durante la hora que duró el espectáculo, ni bajo los fuegos artificiales, siendo ello imposible por su naturaleza, según expertos etólogos”. De hecho en varias imágenes se ve cómo abre la boca para bramar sin que salga sonido alguno.

 

Sin embargo esta vez hubo algo diferente a lo sucedido en los años anteriores, por primera vez se juntaron allí varias decenas de activistas que saltaron al recinto poco antes de la salida del toro a las 23.30 y se ataron y exposaron al poste que debía servir para inmovilizar a Islero, mientras le ponían el mecanismo que debía sujetar las antorchas. En medio de los insultos y los golpes de algunas personas del pueblo que rápidamente saltaron al recinto a propinar golpes y mordeduras para que los activistas se soltasen, la Guardía Civil se dedicó a arrestar a 51 activistas denunciados por desobediencia y se llevó detenidos a 4 acusados de un delito de desórdenes públicos y otro de lesiones a agentes de la autoridad. Uno de los miembros de nuestra Asociación fue arrestado mientras tomaba imágenes.

A las 00.15 se retomó el festejo, y durante una hora Islero sufrió el fuego, el miedo y las vejaciones de un pueblo de nombre Medinaceli.

 

Protestas-y-agresiones-en-toro-de-la-vega-2015-a

PROTESTAS Y AGRESIONES EN EL TORNEO DEL TORO DE LA VEGA 2014

El 15 se septiembre unas 200 personas se manifestaron en Tordesillas con el fin de impedir el Torneo del Toro de la Vega del 2014. Las protestas acabaron en varias agresiones propiciadas por los vecinos del pueblo y partidarios del Torneo, provocando varios heridos. La escritora y periodista Ruth Toledano ha sido una de ellas.

La desproporcionada agresividad y hostilidad mostrada este año contra los activistas y periodistas ha sido probablemente fruto de dos causas. Una, la postura tomada por un gran número de Medios y personalidades de la cultura en contra de este sangriento espectáculo y otra el pregón realizado por André Viard, sustituto de Leo Harlem (que se negó a participar al tiempo que recalcaba que está “totalmente en contra del maltrato animal”) que enardeció los ánimos de los tordesillanos con referencias a los combates que se realizaban en la antigua Persia, Egipto o Mesopotamia y reclamando que este Torneo fuera incluido como Patrimonio de la Humanidad, donde “se mata al toro, sí. Pero de forma ética y con hombría”.

Poco antes de las 11 de mañana, momento en que debía dar inicio el Torneo con la suelta de “Elegido”, un toro de 596 kilos, casi 100 activistas invadieron el recorrido vallado al grito de “Hemos venido a evitar un asesinato” y “Elegido no está solo”, formando una cadena humana con el fin de evitar la salida del toro y que únicamente consiguió retrasarla poco más de 30 minutos. Justo lo que tardó la policía en desalojarlos en medio de insultos y conatos de agresión.

Ya en pleno Torneo se dieron fuertes enfrentamientos que acabaron con varios heridos.

121 efectivos de la Guardia Civil, 30.000 espectadores y unos 200 activistas.

A pesar de estos números todos los heridos por pedradas, patadas y puñetazos fueron activistas, al igual que la totalidad de los detenidos.

En un artículo de Natalia Junquera publicado en El País, Gerardo Abril, de 58 años, presidente de la fiesta, intentaba exponer con educación sus motivos. “Soy bisnieto, nieto, hijo y padre de lancero. Esto es un sentimiento y los sentimientos son tan difíciles de explicar como de entender”. Su pueblo, dice, es “víctima de “un linchamiento” de “fundamentalistas”.

— ¿Y lo del toro, no es linchamiento?

— No. Esto es un ritual de gente que ama la naturaleza. Nos gustaría que fuera [la muerte] a la primera [lanzada], pero tienen [los toros] la piel muy dura”.

 

 

A las 12.30 “Elegido” cayó muerto atravesado por lanzas de 40 centímetros de hoja y dos metros de mango.