Protestas-y-agresiones-en-toro-de-la-vega-2015-a

PROTESTAS Y AGRESIONES EN EL TORNEO DEL TORO DE LA VEGA 2014

El 15 se septiembre unas 200 personas se manifestaron en Tordesillas con el fin de impedir el Torneo del Toro de la Vega del 2014. Las protestas acabaron en varias agresiones propiciadas por los vecinos del pueblo y partidarios del Torneo, provocando varios heridos. La escritora y periodista Ruth Toledano ha sido una de ellas.

La desproporcionada agresividad y hostilidad mostrada este año contra los activistas y periodistas ha sido probablemente fruto de dos causas. Una, la postura tomada por un gran número de Medios y personalidades de la cultura en contra de este sangriento espectáculo y otra el pregón realizado por André Viard, sustituto de Leo Harlem (que se negó a participar al tiempo que recalcaba que está “totalmente en contra del maltrato animal”) que enardeció los ánimos de los tordesillanos con referencias a los combates que se realizaban en la antigua Persia, Egipto o Mesopotamia y reclamando que este Torneo fuera incluido como Patrimonio de la Humanidad, donde “se mata al toro, sí. Pero de forma ética y con hombría”.

Poco antes de las 11 de mañana, momento en que debía dar inicio el Torneo con la suelta de “Elegido”, un toro de 596 kilos, casi 100 activistas invadieron el recorrido vallado al grito de “Hemos venido a evitar un asesinato” y “Elegido no está solo”, formando una cadena humana con el fin de evitar la salida del toro y que únicamente consiguió retrasarla poco más de 30 minutos. Justo lo que tardó la policía en desalojarlos en medio de insultos y conatos de agresión.

Ya en pleno Torneo se dieron fuertes enfrentamientos que acabaron con varios heridos.

121 efectivos de la Guardia Civil, 30.000 espectadores y unos 200 activistas.

A pesar de estos números todos los heridos por pedradas, patadas y puñetazos fueron activistas, al igual que la totalidad de los detenidos.

En un artículo de Natalia Junquera publicado en El País, Gerardo Abril, de 58 años, presidente de la fiesta, intentaba exponer con educación sus motivos. “Soy bisnieto, nieto, hijo y padre de lancero. Esto es un sentimiento y los sentimientos son tan difíciles de explicar como de entender”. Su pueblo, dice, es “víctima de “un linchamiento” de “fundamentalistas”.

— ¿Y lo del toro, no es linchamiento?

— No. Esto es un ritual de gente que ama la naturaleza. Nos gustaría que fuera [la muerte] a la primera [lanzada], pero tienen [los toros] la piel muy dura”.

 

 

A las 12.30 “Elegido” cayó muerto atravesado por lanzas de 40 centímetros de hoja y dos metros de mango.

 

0 comentarios

Escribe tu comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Agradecemos tu participación.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>